JF Informática -

La ciberseguridad no se va de vacaciones.

La temporada estival es una época propicia para los amantes de lo ajeno, pero no solo a nivel particular, sino también empresarial en lo referente a ciberseguridad. Es cuando las empresas están bajo mínimos, con menos productividad y con personal de vacaciones. El personal disponible se esfuerza en hacer sus tareas y las de sus compañeros o entra nuevo personal de sustitución temporal.

Todo esto en conjunto genera que se bajen las defensas, sobre todo las referentes al factor humano y es cuando suelen darse mayores oleadas de ciberataques aprovechando estas circunstancias.  Esto no quiere decir en absoluto que los ciberataques se den solo en verano, los ciberataques son constantes todos los días del año y se dirigen a empresas de todos los tamaños, pero es en verano cuando los ataques de “Phising”, “Spoofing” y aprovechando la Ingeniería Social cobran mayor relevancia.

Cada vez más clientes no notifican incidencias de ataques sufridos por virus que han entrado al abrir correos electrónicos que supuestamente eran de confianza. Supuestos pedidos, supuestas facturas, supuestas multas, supuestos presupuestos, todo muy bien preparado desde una dirección de confianza pero que era falsa, estaba suplantando a otra y el correo en si contenía un virus.

Ataques como el anterior son solo un ejemplo, recordemos que el 95% de fallos de ciberseguridad en la empresa se deben a fallos humanos. Por eso, de nada sirve proteger a la empresa con medidas básicas como: antivirus, firewall, mantenimiento informático, VPN, actualizaciones, copias de seguridad, etc.. si antes no se ha considerado como esencial informar y formar a los empleado@s sobre normas básicas y sencillas de ciberseguridad:

Vía Andalucía es Digital (@AndaluciaDig)

La ciberseguridad afecta a las grandes corporaciones y también a la pyme y a la micropyme, que no se nos olvide que el 99% de las empresas españolas son pymes y de estas un 95% son micropymes. Simplemente por estadística, las pymes y las micropymes son el principal objetivo de los ciberataques, por tanto no sirve pensar que estos ataques les pasa a otro tipo de empresas más grandes. Precisamente de esa mentalidad y desconocimiento es de lo que se sirven para atacar a objetivos fáciles.

No hay que bajar la guardia en verano, las medidas de seguridad deben ser las mismas y no debemos olvidar que la mejor defensa contra los ciberataques es el sentido común del trabajador/a.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *