Los datos como activo de la empresa.

Mucho se habla últimamente de Big Data, de la venta de datos, de las perdidas económicas por los últimos ataques de virus WannaCry y Petya y en definitiva de la importancia vital de los datos y de la información en si. Nos guste o no, nuestros datos y la información son nuestro mayor activo y si nos referimos a entorno empresarial o profesional ya hablamos de palabras mayores.

Los datos de una empresa o profesional son su mayor y principal recurso y sin ellos no son nada. Pero siendo el activo más importante muchas veces no se les da la importancia que merecen, no solo en entorno pymes o de autónomos sino muchas veces también en grandes corporaciones.

Recientemente tuvimos el caso de un usuario de una empresa que por un problema físico en el disco duro de su portátil de trabajo había perdido todos sus datos, absolutamente todo y no ha habido forma de recuperar sus datos incluso con las técnicas más avanzadas. Esta persona, con lágrimas en los ojos, se quejaba que no se pudiera hacer nada y sobre todo se apenaba por no disponer de copias de seguridad de los datos. Según sus palabras, en su empresa no había un administrador de sistemas, un informático o una empresa externa que se encargase de hacer copias de seguridad y son los propios usuarios los que se tienen que preocupar de las copias de seguridad de los datos y del cuidado de sus equipos informáticos, todo esto además de hacer el trabajo para el que han sido contratados.

Por desgracia esta situación es muy habitual en muchas empresas, te pueden contratar de contable, de arquitect@, para marketing, de comercial, de enfermer@…, pero también debes encargarte de la informática de la empresa. Eso no figura en el contrato de trabajo pero para muchos directiv@s es algo que se da por hecho.

Sobre esto se pueden sacar conclusiones y aclaraciones:

1º. Los datos de los que se tienen que hacer copias de seguridad no son del usuari@ por mucho que estén en el ordenador que utiliza, son de la empresa, son un activo de la empresa y sin ellos el usuario no puede trabajar ni por tanto producir para la empresa que le paga.

2º. Que la empresa no disponga de un sistema global de copias de seguridad de datos es un claro y alto riesgo para la continuidad de negocio en caso de desastre. Sin datos, ¿puede continuar y sobrevivir la empresa?.

3º. No disponer de control sobre los datos de la empresa puede provocar fugas de información y puede afectar a la seguridad global de la compañía independientemente del tamaño que sea.

4º. No tener seguridad ni supervisión sobre los datos de la empresa puede afectar a la confidencialidad de los mismos y por tanto tener graves consecuencias legales y económicas al incumplir con la LOPD.

5º. Que el emplead@ sea responsable en parte del funcionamiento y mantenimiento de la informática de la empresa solo tiene como consecuencia que pierda una media de 100 horas de trabajo al año .   Es decir 12,5 jornadas al año solucionando problemas para los que no ha sido contratad@. ¿Tiene esto alguna lógica productiva, económica o de rendimiento?

Es cierto que la situación económica de muchas grandes empresas y pymes sigue siendo pésima a pesar de la aparente mejora, y esta situación condiciona en cierto modo a  mantener situaciones como las mencionadas. Aún así sería conveniente parar y analizar el escenario sobre si compensa seguir así exponiendo a la empresa a estos importantes riesgos o merece la pena poner soluciones que ayuden al sostenimiento y crecimiento del negocio.

DISKETTES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *